Un rápido vistazo a los 4 tipos de sistemas de almacenamiento solar

  • 2021-03-30
  • 12:00:00
  • Noticias de la Industria

Un rápido vistazo a los 4 tipos de sistemas de
almacenamiento solars

Los sistemas de paneles solares se han convertido en una de las fuentes de energía de más rápido crecimiento en el mundo. CSUN vio el potencial de la energía solar ya en 1990 y desde entonces ha contribuido al sector. Solar+Storage es una de las tecnologías más avanzadas desarrolladas por CSUN.

¿Solar + almacenamiento?

La energía solar y el almacenamiento están creando oportunidades de negocio entre sí. A medida que aumenta la penetración de la energía solar, los estados y las empresas solares recurren al almacenamiento. El almacenamiento de energía puede suavizar los precios de la electricidad mediante el arbitraje, gestionar las rampas de energía nocturnas, mitigar el riesgo de apagón, proporcionar capacidad de arranque en frío, proporcionar energía de reserva, etc.

Un mayor despliegue del almacenamiento puede reducir los problemas de gestión de la red, como la "curva del pato", creando oportunidades adicionales para el despliegue solar. Aunque hay muchas estrategias para abordar la integración de la energía solar a los niveles de penetración que se observan en estados como Hawái y California (mayor flexibilidad de otros generadores, respuesta a la demanda, etc.), el almacenamiento pone el poder de facilitar la integración directamente en manos de los promotores de la energía solar.

4 tipos de sistemas de almacenamiento solar

1) Sistema en red

Los sistemas solares conectados a la red son, con diferencia, los más comunes y los más utilizados por los hogares y las empresas. Estos sistemas no necesitan baterías y utilizan inversores solares o microinversores y se conectan a la red eléctrica pública. El exceso de energía solar que se produce se exporta a la red y normalmente se recibe una tarifa de alimentación (FiT) o créditos por la energía que se exporta.

A diferencia de los sistemas híbridos, los sistemas solares conectados a la red no pueden funcionar ni producir electricidad durante un corte de energía por razones de seguridad. Esto se debe a que los cortes suelen producirse cuando la red eléctrica está dañada. Si el inversor de conexión a red siguiera alimentando la red dañada, la seguridad de los responsables de reparar el fallo de la red estaría en peligro. La mayoría de los sistemas híbridos solares con almacenamiento en baterías son capaces de aislarse automáticamente de la red (lo que se conoce como "islanding") y seguir suministrando electricidad durante un apagón.

2) Sistema sin red

Un sistema aislado no está conectado a la red eléctrica y, por tanto, requiere el almacenamiento en baterías. Los sistemas solares sin conexión a la red deben estar diseñados para generar suficiente energía durante todo el año y tener suficiente capacidad de batería para satisfacer las necesidades de la casa, incluso en pleno invierno, cuando la luz solar suele ser mucho menor.

El elevado coste de las baterías y los inversores fuera de la red significa que los sistemas fuera de la red son mucho más caros que los sistemas en la red y, por tanto, sólo suelen ser necesarios en las zonas más remotas, lejos de la red eléctrica. Sin embargo, el coste de las baterías está bajando rápidamente, por lo que ahora hay un mercado creciente de sistemas de baterías solares sin conexión a la red, incluso en ciudades y pueblos.

3) Sistema híbrido

Los sistemas híbridos modernos combinan energía solar y almacenamiento de baterías y ahora están disponibles en muchas formas y configuraciones diferentes. Debido a la caída del costo del almacenamiento de la batería, los sistemas que ya están conectados a la red eléctrica también pueden comenzar a aprovechar el almacenamiento de la batería. Esto significa que es posible almacenar la energía solar producida durante el día y utilizarla durante la noche. Cuando la energía almacenada se agota, la red está ahí para ayudar, brindando a los consumidores lo mejor de ambos mundos. Los sistemas híbridos también pueden cargar baterías utilizando electricidad barata durante las horas de menor actividad (generalmente entre la medianoche y las 6 a.m.).

4) Baterías solares

Los cuatro tipos principales de baterías solares son las de plomo-ácido, las de iones de litio, las de níquel-cadmio y las de flujo.

  • Las baterías de plomo son las más antiguas y son conocidas por su bajo precio y su fiabilidad, pero requieren un mantenimiento regular.

  • Aunque son caras, las baterías de iones de litio se están convirtiendo en la opción más popular para las baterías solares residenciales, ya que tienen una larga vida útil y no requieren mantenimiento.

  • Las baterías de níquel-cadmio son más populares para proyectos a escala comercial porque pueden funcionar a temperaturas extremas y no requieren complejos sistemas de gestión de baterías.

  • Las baterías de flujo son grandes y muy caras, por lo que esta tecnología emergente se utiliza principalmente para el almacenamiento de baterías a gran escala.

Empezar con un plan

Nada puede explotarse al máximo si no hay un plan. ¿No es un experto en energía solar? No se preocupe, CSUN puede ayudarle.

CSUN es un proveedor de energía solar de confianza para particulares y para más de 100 países de todo el mundo. Podemos ayudarle a decidir qué tipo de sistema de almacenamiento solar es el adecuado para usted. Inscríbase en nuestro sitio web o llame a nuestro personal para obtener más información.

Recent News
Time to Deposit Your Energy in CEEG’s Power Bank
CEEG, CSUN’s group company, has been working for more than 30 years in manufacture of electrical equipments.
CSUN ha lanzado los paneles clásicos súper negros
¿Está abrumado por el creciente número de paneles que hay en el mercado y no sabe cómo elegir? Lea nuestras recomendaciones...